imagen publicación: la personalidad las gafas de la vida

En las conversaciones cotidianas solemos hablar de la personalidad, buscando describir de alguna manera nuestra forma de ser y posición frente a un tema especifico, tal vez pocas veces nos hemos detenido a pensar qué es exactamente eso que nos impulsa en nuestro interior que comanda las emociones, comportamientos y actitudes en todos lo ámbitos de la vida.  La personalidad esta actuando todo el tiempo cuando nos relacionamos con el mundo, por esto es tan importante comprenderla, pues es ese aspecto de nuestro interior que nos lleva a tomar decisiones en todo momento.

La personalidad se define en el diccionario como:  Conjunto de las características y diferencias individuales que distingue a una persona de otra.  Es entonces a partir de la personalidad que comenzamos a identificarnos a diferenciarnos de los demás, podría ser aquí donde radica esa «diferencia», ¿lo que nos divide?.  Quizás es por esto que tendemos a encontrar el problema en los demás, culpando al otro de las situaciones que se dan cuando nos relacionamos con cualquier persona, la madre, el padre, el hermano, el hijo, la hermana, el jefe, el compañero de trabajo…etc.

Al estar tan inmersos en nuestra personalidad, ese conjunto de características que reside dentro de nosotros nos lleva actuar como en un piloto automático que lo controla todo y solo nos permite ver a través de ese filtro mismo, cada momento lo vivimos con estas gafas puestas y el mundo se presenta a través de ese cristal, de una manera tan inmediata que no tomamos el tiempo de  cuestionarnos ¿por qué siento esto? ¿por qué actuo asi? ¿por qué no me gusta algo de los demás? ¿por qué huyo de algo o lo evito? ¿por qué me parece tan importante ciertas condiciones con los demás? ¿por qué me da ira? ¿qu iero reconocimiento en este momento?   Hay un sin fin de preguntas cuya respuesta radica únicamente en el interior de cada uno.

La personalidad es un conjunto de características posítivas y negativas que se forman en nuestras niñez forjadas por todo aquello que nos rodeó y que constituyó una estructura para afrontar la vida, es con la personalidad que vamos caminando y haciendo el camino, tanto nuestra sombra que es todo aquellos que se basa en los miedos como la parte luminosa que  son nuestras virtudes. Detente por unos minutos, cierra tus ojos y mira hacia atrás las situaciones dificles y logros más importantes que has vivido, pero esta vez mirate a ti como si se tratara de otro personaje en esa película, es un ejercicio que te puede sorprender si logras abstraerte de tu personalidad y ser un observador externo de ti mismo. S te quitas las gafas logras ver cosas que nunca habias visto de otra manera, podrás comprender lo que significa tener consciencia y estarás experimentando los ojos de verdadero SER.